Foto: Mincul
Foto: Mincul

Durante trabajos de limpieza en el Mirador Natural de Nasca, punto de observación para los geoglifos de las famosas Líneas de Nasca, personal del Mincul descubrió una nueva figura. Se trata de un nuevo geoglifo de 37 metros con forma de felino, denominado popularmente como michi.

El Mirador Natural corresponde a una colina rocosa que se localiza en una sección de la Pampa de Nasca, a la altura del km 426.4 km de la carretera Panamericana Sur. Recibe ese nombre debido a que alrededor de ella confluyen numerosas líneas rectas de diferente ancho y longitud (geoglifos), las cuales se pueden observar desde la cima de la colina. Técnicamente constituye uno de los Centros de Líneas más grandes de la Pampa de Nasca.

Los trazos, en su mayor parte, estaban bien definidos por una línea de ancho variable entre 30 y 40 cm. La figura presentaba una erosión mayor que otros geoglifos debido a la pendiente de la colina y al viento de la zona donde se ubica.

Según los rasgos estilísticos del recién descubierto geoglifo, este pertenecería a la época Paracas Tardío. Ello quiere decir que dicha figura es anterior la las famosas figuras cercanas de la Pampa de Nasca. Según nota de prensa del Mincul, representaciones de felinos de este tipo son frecuentes en la iconografía de la cerámica y los textiles de la sociedad Paracas.

Este nuevo descubrimiento deja evidenciado una vez más la fascinación que tenemos los humanos para con los felinos, fascinación que llevó, por ejemplo, a los egipcios a domesticar al gato común que nos acompaña hoy en tantos hogares (como en el caso del gato Nadyim).

0 Comentarios
¿Qué opinas?