Artistas de teatro frente a pandemia: Ernesto Barraza y Katerina D'Onofrio presentan hoy su quinta función de teatro virtual

El proyecto teatral se llama "Ausente". Escrita y dirigida por Ernesto Barraza, es protagonizada por la actriz Katerina D'Onofrio.
Katerina D'Onofrio en
Katerina D'Onofrio en

La pandemia ha minado seriamente el ámbito cultural en nuestro país, y los artistas son los principales perjudicados. Con los cines, los teatros, y las muestras de arte cerradas hasta eventual nuevo aviso, consumir, vivir, arte nunca había sido tan difícil. Los artistas se llevan la peor parte pues no pueden realizar sus labores en un país donde la situación ya era particularmente difícil  y precaria fmucho antes del arribo de la pandemia.

En ese contexto, Ernesto Barraza, reconocido dramaturgo y director de teatro, presenta a través de la compañía teatral "Break" su más reciente obra: "Ausente". Desde Ya conversamos con él sobre los detalles de este nuevo proyecto que se presenta hoy 7 de agosto por quinta vez.

Ernesto Barraza, dramaturgo y director
Ernesto Barraza, dramaturgo y director teatral. / Fotografía: Nicolás Monteverde

Hola Ernesto, ¿es esta la primeravez que presentas un proyecto teatral en modalidad virtual? Es decir, en vivo a través de una plataforma web con espectadores que la presencian desde las comodidades de sus hogares.

Ernesto: En realidad no, tuve una experiencia previa en un proyecto donde me convocó el Teatro Británico llamado "Sin Filtro", al inicio de la pandemia en marzo. Nos propusieron, a un grupo de cuatro dramaturgos y directores, cuatro obras cortas pensadas para formato de videollamada. En ese caso fueron grabadas y se publicaron en el canal de youtube del Teatro Británico. En mi caso escribí un texto que se llamó "Kepher o la noche del escarabajo", con la actriz Vania Cinelli y el actor Jorge Black. Esa obra aún puede verse en el canal de youtube del teatro Británico. Esa fue mi primera experiencia.

La segunda es esta, "Ausente", un monólogo que escribí durante la cuarentena, pero no necesariamente para que sea hecha en formato on-line. Cuando lo compartí con Katerina D'Onofrio, luego de la lectura que hicimos juntos salió la idea de porqué no hacerlo virtual, o cómo hacerlo. Por esos días recién empezaban este tipo de proyectos. No teníamos del todo claro cómo hacerlo, pero nos propusimos empezar a ensayarlo. Hablé luego con Diego Lombardi y empezamos a trabajarlo los tres como un propuesta de Break, que es la productora mía y de Diego.

¿Cómo fue la recepción del público? ¿Qué tipo de comentarios han recibido?

Ernesto: Bueno, una de las razones por las que hemos programado dos funciones más tiene que ver con la buena recepción que ha tenido la obra por parte del público, y por parte de la crítica. Hemos tenido varios articulos de opinión o críticas teatrales que han hablado muy bien del proyecto.

Creo que lo que ha sido atractivo también ha sido la novedad dentro del formato. Lo que ha gustado es que de una manera muy natural hemos encontrado una forma de salirnos de ciertos parámetos restrictivos de la videollamada, así como del encuadre único que suele usarse en las obras o los proyectos virtuales. Allí los actores normalmente están restringidos a un encuadre fijo, usualmente un plano medio. Nos hemos permitidio jugar con la cámara y con los movimientos, más allá de la historia, que también ha generado interés. Todo eso, claro, sumado al gran trabajo de Katerina, quien es una excelente actriz, ha generado comentarios muy positivos.

De hecho, este proyecto en primera instancia solo lo habiamos planedo presentar dos veces. La buena recepción mos motivó a presentarla dos veces más, y ahora nos vamos por dos más.

¿Qué ventajas y desventajas observas como dramaturgo y director a esta forma de hacer teatro? ¿Consideras que es el futuro próximo del teatro debido a la pandemia?

Ernesto: En primer lugar no creo que el futuro del teatro sea la virtualidad. Creo que responde a una circunstancia particular que es la de la pandemia. Tiene muchas limitaciones, la principal es la carencia de presencialidad, de contacto con el público. Por más que después haya un conversatorio y puedas escuchar al público, no lo ves, no está ahi, no lo escuchas, no lo hueles. Por más que ahora de repente sí se puedan hacer proyectos donde los actores están en el mismo espacio mientras transmiten, igual no tenemos esa transmisión de energía que hay en el teatro, y que creo que es su escencia. Es lo que diferencia al teatro de otras formas de entretenimiento como pueden ser el cine o la televisión: El teatro es el único que, en escencia, para existir, necesita que las personas estén reunidas.

Con los años el teatro ha sido el único que ha podido mantener su esencia presencial como un requisito para seguir existiendo. Como dice Mauricio Cartún "el teatro es un acto de resistencia". Considero que hoy día tenemos que estar distanciados, y por eso el teatro se adapta y resiste frente a todas las dificultades. Encuentra en el medio virtual una forma de seguir contando historias y seguir contando con el público, pero no considero que sea el futuro, ni que debiéramos verlo como tal.

Es una cuestión temporal. Y cuando podamos volver a la presencialidad, deberíamos volver, con mucha más fuerza para seguir en resistencia ante el distanciamiento que, de por sí, estaba impulsado por la sociedad aun mucho antes del covid.

No obstante, lo positivo es que no solamente nos permite acercarnos al público, sino que además también nos permite jugar con un formato nuevo, nos permite jugar con posibilidades de un lenguaje que no conocemos, pero sobre todo, nos permite expresarnos y conectar con las personas. En ese sentido sí encuentro algo positivo en el formato virtual del teatro.

0 Comentarios
¿Qué opinas?