COVID-19: más de 10000 personas visitaron las playas de Miraflores el último domingo

El alcalde de dicho distrito, Luis Molina, señaló que, gracias al control en la zona, las personas se portaron bien. El burgomaestre insistió en cerrar estos espacios para asegurar la salud de la población.
Luis Molina exclamó que el cierre de playas no es motivado por un tema de discriminación. Imagen: Andina.
Luis Molina exclamó que el cierre de playas no es motivado por un tema de discriminación. Imagen: Andina.

El último domingo, entre 10,000 y 15,000 personas visitaron las ocho playas de Miraflores. A pesar de que la gente mantuvo una conducta adecuada a la pandemia del nuevo coronavirus, el alcalde de dicho distrito, Luis Molina, insistió en el cierre total de estos espacios.

“El domingo hemos tenido entre 10,000 a 15,000 personas en las playas, es decir paseando, caminando, haciendo deportes, yéndose hacia Chorrillos”, declaró Molina en una entrevista a Andina. El burgomaestre añadió que, gracias al control en la zona, la gente “se portó bien”.

“Ya hemos visto el anterior domingo que la gente no usaba mascarillas y que no cumplía con el distanciamiento social”, señaló el alcalde. Molina, quien ocupa el cargo desde el 1 de enero del 2019, sostuvo que el pedido de cierre de playas no está motivado por un tema de discriminación, sino por la salud de los vecinos y de los visitantes del distrito.

Estos paisajes se pueden apreciar en la zona de Miraflores. Imagen: Andina.

“No hay discriminación, pueden venir a los malecones, pueden venirse a pasear en los espacios públicos y a compartir un buen momento, porque Miraflores, que es un sitio bonito, tiene sus malecones, sus playas y grandes espacios”, manifestó. El funcionario expresó que la gente también puede aliviar su salud mental en otros lugares, como los parques zonales. “He conversado con otros alcaldes para que los abran al público, con aforo controlado”, añadió.

“Es imposible controlar el aforo de la playa, por eso hemos pedido el cierre de todo, la arena y el mar”, acotó Molina. El burgomaestre espera que después de enero se haga una evaluación, para ver si el número de contagiados por COVID-19 disminuyó y, así, definir si la población podrá hacer deportes en la arena.

 

0 Comentarios
¿Qué opinas?