El año en que la tierra obligó al mundo a detenerse: China e Italia disminuyen su contaminación

El gigante asiático se paralizó, New York por fin duerme, Disney dejó de jugar; se quedó sin magia y Venecia dejó de recibir turistas.
Fuente: European Space Agency
Fuente: European Space Agency

Con la nueva pandemia declarada por la Organización Mundial de Salud (OMS), pareciera que todo fuera negativo. Así como los impactos económicos ocasionados alrededor de todo el mundo. Sin embargo, el planeta ha salido beneficiado, esto debido a la cuarentena declarada a causa de los casi 220.000 contagiados y más de 8.000 fallecidos.

Miles de calles desoladas, carreteras vacías y fábricas cerradas es el panorama que se extiende por todo el mundo. Pero la disminución de vehículos que circulan por las calles y la escasa de producción industrial se ve reflejada en la reducción de la contaminación global. 

Los satélites de monitoreo de contaminación de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) detectaron una disminución significativa en la emisión de dióxido de nitrógeno (NO2). Es decir aguas más cristalinas, cielos más claros y animales en su hábitat natural.

Pero lo que parecía una realidad soñada, habría llegado a su fin. Ya que, todo parece indicar que China estaría logrando controlar el coronavirus. Por lo cual, las fábricas están volviendo a funcionar, causando nuevamente un daño perjudicial al ambiente.

China:

Italia:

Sin embargo, en la ciudad Arequipeña, las mediciones normales de contaminación de la Gerencia Regional de Salud pasaron de 100 microgramos por metro cúbico (ug/m3) de material particulado a cifras menores a 60 ug/m3. Y se estima que estás sigan reduciendo con el pasar de los días. Siendo considerado como el efecto secundario más positivo de la crisis de salud pública.

0 Comentarios
¿Qué opinas?