Greta Thunberg organiza protesta contra el cambio climático a pesar de la pandemia

La joven sueca de 17 años liderará, junto al movimiento Fridays for Future, una manifestación en las calles de todo el mundo. Los activistas tendrán en cuenta las medidas sanitarias y las restricciones de cada país.
El movimiento liderado por Greta Thunberg volverá a manifestarse tras varios meses de para por la pandemia. Imagen: La Tercera.
El movimiento liderado por Greta Thunberg volverá a manifestarse tras varios meses de para por la pandemia. Imagen: La Tercera.

El movimiento Fridays for Future, del que forma parte la activista sueca Greta Thunberg, organizará una protesta contra el cambio climático para el viernes 25 de septiembre. La acción, que de acuerdo a la nacida en la ciudad de Estocolmo deben de formar parte “los más privilegiados”, se dará tanto virtualmente como en las calles de todo el planeta, a pesar de la pandemia del COVID-19.

Tras varios meses de pausa por la presencia del virus, el movimiento propuso volver la próxima semana a las protestas en las calles. Sin embargo, esta tendrá en cuenta las medidas sanitarias para evitar la propagación de la enfermedad. 

“Vamos a continuar esta lucha, porque no tenemos otra opción, es una cuestión de vida o muerte”, señaló Thunberg en la conferencia de prensa, en la que participó junto a otros seis jóvenes activistas. El movimiento, por el momento, ya organizó 2300 protestas alrededor del mundo para el próximo 25 y se dará de forma virtual o física dependiendo de las restricciones de cada país.

Conferencia de prensa virtual del movimiento Fridays for Future, donde se puede ver a Greta Thunberg en el centro de todos. Imagen: Fridays for Future.

Greta Thunberg volverá a protagonizar una huelga mundial, luego de la que organizó el año pasado y fue seguida en más de 150 países, a pesar de la represión que ciertos estados tienen contra los movimientos medioambientales. Ahora, por la pandemia, el movimiento de la joven sueca de 17 años se ha manifestado a través del plano virtual y demandas en los tribunales. Esta última opción la tomaron grupos de México, Portugal y Australia, que llevaron a un juzgado a los gobiernos para que tengan planes más ambiciosos en el control de los gases de efecto invernadero o para frenar proyectos que sobrecalentarían más el planeta. 

Con la llegada del COVID-19 y el confinamiento, el daño hacia el medioambiente disminuyó. Sin embargo, los participantes aseguran que “cualquier mejora ha sido temporal y que ahora las emisiones de gases de efecto invernadero están volviendo a aumentar”.

 

0 Comentarios
¿Qué opinas?